Esperanza Aguirre, la “dama de hierro” española

Se ha publicado en la web panampost.com un artículo muy recomendable sobre nuestra Portavoz, Esperanza Aguirre. Os dejamos una reproducción de dicho artículo.

Esperanza Aguirre forma parte de un selecto grupo de políticos europeos contemporáneos: como el checo Vaclav Klaus, el británico Daniel Hannan, el alemán Frank Schäffler y muy pocos otros, Aguirre defiende abiertamente la libertad económica y las bondades del libre mercado. Y lo hace sin intentar diluir el discurso con términos como “mercado social” o “tercer camino”.

Pero Aguirre es quizá la política de convicciones liberales clásicas de mayor perfil en Europa actualmente. Tras presidir el Senado español (1999-2002) y gobernar la Comunidad Autónoma de Madrid (2003-2012), Aguirre lidera desde el año pasado la fracción opositora del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de la capital.

El pasado 17 de enero, Aguirre fue una invitada especial en el Foro Latinoamericano de la Libertad, el cual organizan la red Atlas Network y la Universidad Francisco Marroquín en Ciudad de Guatemala. Inauguró la conferencia con un discurso en un salón neo-rococó del Hotel Camino Real.  Ante un fondo de múltiples espejos, les explicó a los asistentes que, aunque el PP ganó las elecciones a la Alcaldía de Madrid al obtener más votos que cualquier otro partido, el sistema español permite una “coalición de perdedores”. Así fue como los partidos estatistas Ahora Madrid, coalición en la que participa Podemos, y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) llegaron a un acuerdo para controlar el Ayuntamiento de la capital.

También aclara que, tras haberse retirado de la política en el 2013, decidió regresar a una contienda electoral dos años después precisamente para contrarrestar el surgimiento de Podemos y sus aliados en las encuestas. Y su discurso en defensa de la libertad de mercado fue, como de costumbre, implacable.

El año pasado, por ejemplo, cuando anunció la participación programática del economista liberal clásico Daniel Lacalle en su campaña por la Alcaldía de Madrid, Aguirre habló de “la necesidad de ampliar la libertad económica como herramienta imprescindible para el desarrollo y para la prosperidad de todos, pero, en primer lugar, de los más desfavorecidos”.

Y agregó, en términos pugnaces, que “no hay progre español que se precie que no pronuncie esta palabra (mercado) sin que en su cara se dibuje un rictus de rechazo, de desprecio y, en algunos casos, hasta de asco”.

Con más jocosidad, dijo en otra ocasión que “oír hablar a socialistas sobre crear empleo es como oír a Paris Hilton hablar de fundar conventos”.

Una Thatcherista en España

El lenguaje impávido que utiliza Aguirre al defender la libertad económica — y al exponer a los enemigos del libre mercado como obstaculizadores para el progreso del los más pobres — trae a la mente el estilo de Margaret Thatcher. Cuando hablo con Aguirre en un corredor de la Universidad Francisco Marroquín, donde se exhiben esculturas mayas en piedra, me dice que la “Dama de Hierro” tuvo “muchísima” influencia sobre su pensamiento y su carrera política. Esta comenzó en 1976, un año después de que Thatcher se convirtiera en la primera (y única) mujer en liderar el Partido Conservador británico.

Seguir leyendo el artículo en panampost.com »