Balance de Esperanza Aguirre en el XVI Congreso del PP de Madrid

“Me corresponde a mí, como Portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Madrid, hacer ante el Congreso Regional del Partido un rápido balance de la labor de oposición que estamos llevando a cabo desde junio de 2015. Para que así lo conozcan de una manera oficial los delegados de todas las sedes que aquí están representando a los miles de afiliados de nuestro Partido en Madrid.


Ver el vídeo en YouTube

Pero antes permitidme que empiece por felicitar a Cristina Cifuentes por su elección como Presidenta del PP de Madrid.

No sólo ha sido elegida por una amplísima mayoría de los afiliados que acudieron a las sedes el pasado domingo, sino que, además, siempre podrá decir que ella ha sido la primera presidenta que ha sido elegida por sufragio universal de los afiliados.

Lo que constituye, sin duda, un paso muy importante para la democratización interna de nuestro Partido. ¡Enhorabuena, Cristina!

Y como te dije en un mensaje, al terminar el escrutinio del domingo, te deseo que aciertes en todas las decisiones que tengas que tomar, por el bien del Partido Popular de Madrid, y, sobre todo, por el bien de los madrileños y de España.

Y ahora voy a hablaros de la tarea que estamos llevando a cabo en el Ayuntamiento del Grupo Municipal Popular.

Para empezar os diré que nunca, en toda mi ya dilatada vida política, he trabajado con un grupo de compañeros mejor que éste que formamos como Grupo Municipal Popular. En todos los aspectos.

En el político, porque son personas plenamente comprometidas con los principios y valores de nuestro Partido, porque se comportan siempre con una lealtad absoluta hacia esos principios, anteponiéndolos a sus intereses personales.

En el profesional, porque las intervenciones y los informes que preparan siempre son de un altísimo nivel intelectual y técnico.

Y en el humano, porque en el Grupo se respira un magnífico ambiente de compañerismo, de ayuda mutua, de generosidad y, una cosa muy importante para ellos y para mí, de buen humor.

Aunque muchos piensen que estar en la oposición puede desgastar y desmoralizar, puedo aseguraros que en el Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Madrid nos lo estamos pasando muy bien y estamos trabajando con ilusión y con todas nuestras ganas.

Porque somos muy conscientes de que tenemos una misión que yo creo que es de capital importancia para el PP, pero, sobre todo, para los madrileños y, aún más importante, para todos los españoles.

Y esa misión no es otra que desenmascarar el proyecto profundamente totalitario que se esconde detrás de Manuela Carmena y el grupo de concejales que ha congregado a su alrededor.

Un conjunto de comunistas de lo más rancio, disfrazados de populistas de corte chavista, que, por obra y gracia del PSOE de Sánchez usufructúa el poder en el Ayuntamiento de Madrid.

Ante ese panorama, la función de nuestro Grupo, que me atrevo a calificar de trascendental, consiste en mostrar a los madrileños, en primer lugar, la falta absoluta de interés que Carmena y su grupo tienen a la hora de resolver los problemas reales del día a día.

Por ejemplo, Madrid, lo sufrís todos a diario, está cada vez más sucio. Madrid se ha parado económicamente. El paro ya es hasta superior que el de los demás municipios de la Comunidad.

Los grandes proyectos de desarrollo económico, Operación Chamartín, Campamento o Plaza de España, no despegan. Pensar que Carmena en Londres puede presentar algún aliciente para atraer empresas que tengan que salir de la City por el Brexit, es, simplemente, un chiste.

Con un Delegado de Hacienda [Carlos Sánchez Mato] que dice que no está para gestionar el sistema, sino para derribarlo. Y con un Tercer Teniente de Alcalde [Mauricio Valiente]  que tiene a Lenin en su despacho porque para él es su referente político. Nuestra primera misión, que creo que estamos cumpliendo, es ésa: la de mostrar la falta de interés por los ciudadanos de este Ayuntamiento.

Pero, además, la otra misión fundamental de los concejales del Partido Popular es la de poner ante los ojos de los ciudadanos el carácter totalitario del partido que gobierna Madrid.

Un carácter totalitario que intentan disimular con falacias como eso que llaman democracia participativa o directa, que es, y eso hay que explicarlo a todas horas, la mejor manera de acabar con la democracia representativa, que es la única que sirve para defender y garantizar la libertad de todos, objetivo último y fundamental de la democracia.

Pero que se expresa sin tapujos cuando toman decisiones tan drásticas como cerrar la Gran Vía o declarar la guerra a los madrileños que necesitan utilizar sus coches. Porque Carmena y su equipo no están contra los coches –os aseguro que bien que utilizan los coches oficiales– sino que están en contra de los ciudadanos que necesitan o quieren usar sus coches.

Que Podemos es el mayor peligro al que se enfrenta la democracia española cabe la menor duda. Como tampoco cabe la menor duda de que la Institución más importante que este Partido gobierna es el Ayuntamiento de Madrid.

De ahí, la importancia de hacer una oposición seria, dura y responsable para que los ciudadanos comprendan, tan bien como lo comprendemos nosotros, que el proyecto de Podemos, con Carmena de mascarón de proa, es profundamente totalitario.

Y creo que no lo estamos haciendo muy mal. Porque desde mayo de 2015 a junio de 2016, Podemos ha perdido en el municipio de Madrid 180.000 votantes y 12,5 puntos porcentuales. En este significativo descenso creo que la labor de nuestro Grupo Municipal ha sido muy señalada.

Pero no quiero entreteneros más, que hay anunciadas muchas intervenciones muy interesantes.

Sólo me queda aseguraros que todos los concejales del Grupo Municipal vamos a seguir trabajando con toda nuestras fuerzas y toda nuestra ilusión para hacer que los madrileños comprendan los peligros de Podemos y para defender en todo momento los principios y valores de nuestro Partido Popular.

Muchas gracias.